Las cookies de su navegador deben estar habilitadas para poder utilizar esta página web.
El mercado del arte en 2016

Editorial de Thierry Ehrmann, fundador y presidente de Artprice:

Thierry Ehrmann Escultor, artista plastico, fundador y Presidente de Artprice.com y de Grupo Server

Thierry Ehrmann
Escultor, artista plastico,
fundador y Presidente de Artprice.com y de Grupo Server

“Por medio de su pluma, Wan Jie, presidente y fundador del grupo Artron y fundador de AMMA (Art Market Monitor of Artron), hace patente su vocación de tomar esta vía histórica, como así lo demuestran sus afirmaciones: ‘AMMA y Artprice continuarán ofreciendo a los aficionados, a los inversores y a los coleccionistas una visión detallada del mercado del arte mundial. Esto les permitirá tomar el pulso más allá de las fronteras, permitiendo transmitir la cultura del arte a las generaciones venideras y mejorar el valor del arte, para que todo el mundo pueda dejar entrar el arte en sus vidas’.

Esta profesión de fe, que enmarca la alianza de AMMA y Artprice de generación en generación, confirma la visión de Artprice, que desde el inicio de la década de 2000, a través de este nuevo mundo multipolar, llevaría a los líderes mundiales (cada uno en sus respectivos campos) a la creación de pasarelas de intercambio de conocimientos sin el temor de formar relaciones que se inscriban en un tiempo en el que se utilice la década como unidad, frente a Occidente, que únicamente piensa en trimestres financieros.

AMMA y Artprice llevan mucho tiempo compartiendo esta cultura, como socios indefectibles, una cultura basada en una filosofía del conocimiento, el respeto mutuo y la confianza.

Según Wan Jie, ‘Este informe es fruto de una estrecha cooperación entre dos mercados del arte, el asiático y el occidental, desde 2012. Tanto su estructura como su contenido mejoran constantemente para ofrecer una cobertura íntegra de ambos mercados, inspirada por un afán de perfección’.

No hay nadie que, a día de hoy, no pueda producir metadatos, tanto en el ámbito macro-económico como el micro-económico.

El mercado del arte mundial de las Bellas Artes se consolida en Occidente y reafirma la posición de China como primera potencia mundial. Esta consagración se establece con un implacable avance de 1300 millones de dólares a expensas de Estados Unidos.

Viendo el estado de la economía y las finanzas mundiales, el mercado de las Bellas Artes hace gala de una madurez tal que le permite afirmarse como un auténtico nicho de inversión alternativo, en el que las subastas públicas han generado 12 450 millones de dólares.

A día de hoy, se puede hablar del mercado del arte como un sector de pleno derecho en la economía también en términos de productividad y rendimiento por clase de activos.

Una cifra sorprendente (teniendo en cuenta el estado de la economía) que, conviene destacarlo, ha experimentado un aumento de más del 291% desde 2000. Este crecimiento radica en gran medida en la globalización del mercado, impulsado por la economía, así como en el creciente desarrollo del sector de las obras de alta gama en Occidente. Con 938 000 adjudicaciones registradas, la cantidad de obras ofrecidas en ventas públicas en todo el mundo se ha incrementado en un 8% con respecto a 2015.

Cabe señalar que Reino Unido mantiene su tercer puesto, con 2100 millones de dólares de ingresos anuales, una cifra que se ha más que duplicado en diez años, principalmente gracias a Londres que, con un 16% de cuota de mercado, se ha convertido en la tercera ciudad de referencia, compitiendo con Pekín (18%) y Nueva York (26%).

A pesar de un contexto económico especialmente negativo, el rendimiento del mercado occidental del arte ha sido considerablemente bueno, teniendo en cuenta el indicador económico dominante en el sector de los mercados financieros: el volumen de transacciones. De hecho, en comparación con 2015, Occidente ha experimentado un crecimiento del 11%.

Se ha notado cierto agotamiento de las obras maestras excepcionales, lo cual no ha impedido que el artista francés Monet haya registrado el récord mundial de 2016 con La Meule, por un importe de 81 500 000 dólares. Como hecho significativo, el Top 500 mundial está encabezado este año por un artista chino: Zhang Daqian.

Del mismo modo, este año la presencia de artistas chinos en el Top 500 supera el 30%, lo cual sirve como muestra de que la supremacía de China frente a Estados Unidos, cuyos artistas representan únicamente el 15% de esta clasificación, va más allá del volumen de negocio.

Los grandes coleccionistas chinos diversifican sus adquisiciones de forma especialmente activa. Conscientes de los cambios que experimenta su mercado nacional, apuestan por las grandes firmas occidentales (antiguas, impresionistas, modernas o contemporáneas), tras haber disparado los precios de las obras de sus compatriotas.

Las adjudicaciones más espectaculares no responden ya a caprichos de millonarios y, a día de hoy, la compra de obras maestras se inscribe en el marco de una estrategia bien planificada: un Gauguin, un Modigliani o un Van Gogh famosos son la garantía de una expansión cultural a escala mundial y de una tasa de visitantes que aumentaría de forma exponencial en la industria museística.

Bien aconsejados, los grandes compradores de Asia y Oriente Medio siguen construyendo su propia industria museística. Con más de 700 museos nuevos al año, esta industria se ha convertido en una realidad económica mundial del siglo XXI. Entre 2000 y 2014 se construyeron más museos que en los siglos XIX y XX juntos.

Esta industria devoradora de piezas museísticas constituye uno de los principales factores del espectacular crecimiento del mercado del arte. El museo se ha convertido, en efecto, en la catedral de nuestra época, y es hoy un punto de encuentro de individuos provenientes de distintas generaciones y medios sociales, todos ellos en busca de la singularidad que las obras de arte ofrecen frente a la normalización de todos los bienes.

La omnipresencia de Internet es ahora la principal punta de lanza de las casas de subastas de cualquier país, el eje de su estrategia ganadora en todos los continentes. A día de hoy, el 97% de las 6300 casas de subastas de todo el mundo tienen presencia en Internet, frente al 3% en 2005. La tecnología de Internet móvil se afianza como un potente factor disruptivo que impulsa a las casas de subastas a desarrollar un cambio de paradigma”. El futuro de Christie’s, Sotheby’s y el resto de las principales casas de subastas y profesionales del sector radica en Internet, donde han registrado un crecimiento superior al 110%”.

 

Al consultar esta página web, autoriza el uso de cookies a fines de análisis y pertinencia. Para saber más, Declaración de confidencialidad y de protección de los datos personales OK