Las cookies de su navegador deben estar habilitadas para poder utilizar esta página web.
El mercado del arte en 2016

Editorial de Wan Jie, fundador y presidente de Artron Art Group

Wan Jie Presidente del Grupo Artron, fundador de Artron.net y del AMMA (Art Market y Monitor of Artron), y vicepresidente de la Universidad de la Ciudad Prohibida

Wan Jie
Presidente del Grupo Artron,
fundador de Artron.net y del AMMA (Art Market y Monitor of Artron),
y vicepresidente de la Universidad de la Ciudad Prohibida

En marzo de 2017, Art Market Monitor of Artron (AMMA) y Artprice unieron sus fuerzas para publicar el Informe sobre el mercado del arte en 2016. Se trata de una labor importante para ambos, que profundiza en sus investigaciones sobre el mercado del arte mundial. El informe se basa en los metadatos de las transacciones comerciales realizadas en 2016 y recurre a métodos de investigación cualitativos y cuantitativos comunes. Destinado a los lectores de todo el mundo, ofrece una visión general de los desarrollos recientes y presenta las perspectivas de evolución del mercado del arte mundial.

En 2016, el mercado del arte mundial ha continuado estabilizándose en un contexto económico mundial que no deja mucho espacio para el optimismo. Los resultados de las ventas en subastas de arte se han situado en un total de 12 450 millones de dólares (incluidas las tasas de compradores), lo cual supone un descenso del 23 % desde 2015. En 2016, el volumen de negocios de las subastas de arte en China alcanzó los 4790 millones de dólares, lo cual supone una cuota de mercado mundial del 38 % y un aumento del 8 % desde 2015, y lanza a China a la primera posición mundial, por delante de Estados Unidos (28 % del mercado mundial) y el Reino Unido (3ª posición, con el 17 % del mercado mundial). El mercado del arte evoluciona lentamente, tanto en China como en Occidente.

Las casas de subastas chinas están explorando nuevos caminos con obras de maestros occidentales y, de esta manera, sentando las bases de un sector totalmente nuevo. Desde hace dos años, los coleccionistas chinos realizan sus pujas fuera de China por obras maestras de grandes artistas occidentales en las grandes casas de subastas internacionales. En China, como consecuencia de la internacionalización de la visión del arte de los coleccionistas nacionales, las casas de subastas están respondiendo y organizando ventas de obras de arte occidentales para hacer frente a sus demandas. Desde la primera venta en subasta de este tipo – « Autumn Modern and Contemporary Western Master Paintings » organizada por Xiling Auction en 2015 – hasta la más reciente – « Dialogue: From Yuan Dynasty People Hunting in the Fall to Picasso – Important Eastern and Western Art » organizada por Poly Auctions Shanghái en 2016 –, todas ellas han obtenido unos resultados excelentes. Esto demuestra la gran capacidad de los maestros occidentales modernos para aportar nuevas visiones y abrir nuevas perspectivas en el mercado de la pintura al óleo en China.

Los gustos de los coleccionistas chinos en cuestiones estéticas han cambiado y la tendencia actual radica en coleccionar obras de arte occidentales. Los grandes coleccionistas chinos tienen ahora un enfoque estratégico de sus colecciones y, como tal, incluyen obras de los grandes maestros occidentales, como Monet, Van Gogh, Picasso, Rembrandt, Bacon y Modigliani. En el primer mercado, constatamos que cada vez más coleccionistas chinos participan en las grandes ferias y exposiciones internacionales, en las que adquieren obras de arte. Este fenómeno vuelve a observarse en el segundo mercado – Wang Jianlin se adjudica el Bassin aux nymphéas, les rosiers de Monet por 20 410 000 dólares en Sotheby’s Nueva York, Liu Yiqian puja por la obra de arte de Modigliani Nu Couché por 170 millones de dólares en Christie’s Nueva York y Wang Zhongjun adquiere por 61 770 000 dólares la Nature morte, vase aux marguerites et coquelicots de Van Gogh en Sotheby’s Nueva York. Por otro lado, muchos coleccionistas cuentan ya con una valiosa colección personal tanto a nivel cualitativo como cuantitativo. Así, su evolución lógica consiste en avanzar a la siguiente etapa: construir una colección de arte para sus empresas.

El arte se ha adentrado en el día a día de los chinos y, así, el consumo de obras de arte accesibles se ha convertido en tendencia. La estructura de la demanda se encuentra en plena evolución. El consumo, la colección y la inversión serán los tres principales ejes de desarrollo del mercado del arte en China, un mercado que todavía se encuentra en pleno proceso de ajuste y que se concentra, en la actualidad, en las actividades de colección e inversión. El hecho de que las obras de arte accesibles se hayan convertido en bienes de consumo podría desempeñar un papel primordial en el futuro en la transformación del mercado en China y participar en la democratización del arte. El perfil de estos nuevos consumidores de obras de arte accesibles no es el mismo que el de los coleccionistas tradicionales: son más jóvenes y han estudiado en el extranjero, lo cual les permite desarrollar una visión más global e internacional del mercado. Probablemente, estos consumidores sean los que modifiquen la estructura y el futuro del mercado del arte en China.

A pesar de los avatares de estos últimos años, el mercado del arte mundial ha continuado progresando en 2016. Se ha mantenido una evolución sostenible, pero lenta, en un contexto económico mundial caracterizado por su complejidad. AMMA y Artprice continuarán ofreciendo a los aficionados, a los inversores y a los coleccionistas una visión detallada del mercado del arte mundial. Esto les permitirá tomar el pulso más allá de las fronteras, permitiendo transmitir la cultura del arte a las generaciones venideras y mejorar el valor del arte, para que todo el mundo pueda dejar entrar el arte en sus vidas.

 

Al consultar esta página web, autoriza el uso de cookies a fines de análisis y pertinencia. Para saber más, Declaración de confidencialidad y de protección de los datos personales OK