Las cookies de su navegador deben estar habilitadas para poder utilizar esta página web.

Globalización del Mercado del Arte e Impacto de la Industria Museística

Este año, la presencia de artistas chinos en el Top 500 supera el 30%, lo cual sirve como muestra de que la supremacía de China frente a Estados Unidos, cuyos artistas representan únicamente el 15% de esta clasificación, va más allá del volumen de negocio.

Los grandes coleccionistas chinos diversifican sus adquisiciones de forma especialmente activa. Conscientes de los cambios que experimenta su mercado nacional, apuestan por las grandes firmas occidentales (antiguas, impresionistas, modernas o contemporáneas), tras haber disparado los precios de las obras de sus compatriotas.

Las adjudicaciones más espectaculares no responden ya a caprichos de millonarios y, a día de hoy, la compra de obras maestras se inscribe en el marco de una estrategia bien planificada: un Da Vinci, un Modigliani o un Van Gogh famosos pueden convertirse en la garantía de una expansión cultural a escala mundial y de una tasa de visitantes que aumentaría de forma exponencial.

Bien aconsejados, los grandes compradores de Asia y Oriente Medio siguen construyendo su propia industria museística, codificada y enseñada por Artprice desde 2007. Con más de 700 museos nuevos al año, esta industria se ha convertido en una realidad económica mundial del siglo XXI. Entre 2000 y 2014 se construyeron más museos que en los siglos XIX y XX juntos.

Esta industria devoradora de piezas de museo es uno de los principales factores que explican el espectacular crecimiento del Mercado del Arte. El museo se ha convertido, en efecto, en la catedral de nuestra época, y es hoy un punto de encuentro de individuos provenientes de distintas generaciones y medios sociales, todos ellos en busca de la singularidad que las obras de arte ofrecen frente a la normalización de todos los bienes.

La omnipresencia de Internet es ahora la principal punta de lanza de las casas de subastas de cualquier país, el eje de su estrategia ganadora en todos los continentes. A día de hoy, el 97% de las 6300 casas de subastas de todo el mundo tienen presencia en Internet, frente al 3% en 2005. Internet móvil es un potente factor disruptivo que apremia a las casas de subastas a realizar un cambio de paradigma: en la actualidad, el número de smartphones en circulación conectados a Internet supera la población mundial. El futuro de Christie’s, Sotheby’s y el resto de las principales casas de subastas y profesionales del sector radica en Internet, donde han registrado un crecimiento superior al +110%.

Al consultar esta página web, autoriza el uso de cookies a fines de análisis y pertinencia. Para saber más, Declaración de confidencialidad y de protección de los datos personales OK